Reducir la miopía

La miopía es un problema visual ocasionado por factores ambientales y genéticos. Es decir, podemos heredar la miopía pero también nuestro entorno afecta al desarrollo del ojo. Como consecuencia se tienen problemas para ver bien de lejos e incluso a media distancia dependiendo del grado de miopía. A continuación explicamos cómo se puede reducir la miopía sin cirugía o mediante tratamientos avanzados.

Se está poniendo en práctica una estrategia con tres soluciones para reducir la miopía sin cirugía.

  1. Gotas oculares de atropina. Los pacientes con miopía tienen un ojo más alargado de lo normal. Si se aplican gotas de atropina en niños se reduce este crecimiento del ojo y controlamos la progresión de la miopía. Una dosis del 0,01% ya es capaz de reducir dicho crecimiento en un 50% o 60%.
  2. Cambios en la educación. En la actualidad los menores pasan menos tiempo al aire libre. Por contra pasan más tiempo leyendo o fijando la visión de cerca. Los expertos consideran que estos factores sociales están contribuyendo a la epidemia de miopía. Sabemos que la luz solar contribuye a la liberación de dopamina, que a su vez ayuda a prevenir la miopía. Algunas escuelas están probando a modificar su programa educativo para que los alumnos pasen al menos un tercio de la jornada educativa en el exterior.
  3. Seguimiento del tiempo al aire libre. Se están utilizando diarios y relojes especiales para monitorizar el tiempo que pasan los niños al aire libre. Este seguimiento les permite a los niños tomar parte y asumir responsabilidades en el cuidado de su vista. A los padres les permite a través de una app conocer cuánto tiempo pasan en el exterior y les ayuda a tomar medidas.

Reducir la miopía con cirugía

Los tratamientos más avanzados para reducir la miopía con cirugía refractiva son el láser o bien el implante de lentes intraoculares.

El grado de satisfacción es altísimo y se refleja en las opiniones de nuestros pacientes. Sin embargo cada caso es distinto y las soluciones que ofrecemos deben ser totalmente personalizadas. Por tanto, si un familiar o amigo tuyo se ha operado, no necesariamente te vamos a recomendar el mismo tratamiento. Pero ten la tranquilidad de que en nuestras clínicas contamos con la tecnología más avanzada y podemos realizar todos los tratamientos disponibles.

Primero realizamos una batería de pruebas para conocer tus ojos en profundidad. Además nos interesamos por tu trabajo y aficiones. Con toda esta información el oftalmólogo te recomendará el tratamiento más apropiado para que puedas disfrutar de la vida sin gafas ni lentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *